Alberca para bebés: antes de su primer día.

Alberca para bebés: antes de su primer día.

La matronatación es el desarrollo de actividades acuáticas con bebés. La matronatación no son clases para aprender
a nadar, porque es hasta los cuatro años de edad cuando el aparato locomotor se encuentra lo suficientemente desarrollado para aprender a nadar. 
El objetivo principal de la matronatación es la estimulación acuática del bebé a través de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse con la ayuda de los papás. 

Existen opiniones divididas con respecto a la edad para iniciar con estas actividades. Hace algunos años la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) se oponía a que niños menores de cuatro años realizarán actividades en albercas, principalmente por la probabilidad de enfriamiento, posibilidad de intoxicación hídrica e infecciones. Actualmente, se sugiere iniciar con la matronatación a partir de los 4 meses de edad, ya que el sistema inmunológico ha madurado lo suficiente para reducir riesgos de otitis o resfriados. 

“La AAP recomienda que los niños aprendan a nadar para prevenir ahogamientos.” 

¿Qué beneficios tiene la natación para bebés?

  • Desarrollo psicomotor. Adquieren nociones de desplazamiento y mejora la sensibilidad a sus movimientos. 
  • Mejorar el tono muscular. La resistencia del agua a los movimientos del bebé mejora el desarrollo muscular. En algunos casos acelera el momento del gateo al proporcionar mayor fuerza y estabilidad. 
  • Fortalecer el corazón y pulmones. Los ejercicios y movimientos del bebé dentro de la alberca aumentan la eficiencia de la oxigenación y traslado de la sangre. 
  • Fomentar el vínculo afectivo con los padres. Este vínculo mejora la confianza con el bebé. 

Consideraciones de seguridad

Si estás pensando tomar matronatación con tu bebé, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Escoger una alberca especialmente preparada para bebés.  
  • Mantener los niveles del desinfectante dentro los límites permitidos. 
  • Contar con buena ventilación para asegurar la salida de los vapores de la alberca.  
  • La temperatura del agua de la alberca se recomienda en un rango de 31 a 33 ºC.
  • En caso de utilizar cloro es recomendable que sea generado a través de electrólisis salina. 
  • Preferentemente contar con sistema de desinfección y regulación automáticos para evitar la aplicación directa de químicos a la piscina.  
  • Realizar análisis microbiológicos de acuerdo a la normatividad vigente. Conforme a la NOM-245 (Requisitos sanitarios y calidad del agua que deben cumplir las albercas) se deben analizar coliformes fecales y amebas de vida libre. 

Si tienes dudas sobre las condiciones que deben cumplir las albercas para las primeras clases de tu bebé no dudes en comunicarte con nuestros expertos. Aquí!

Recuerda siempre visitar a un médico para verificar que tu bebé no presente alguna contraindicación antes de entrar a la alberca. Teniendo en cuenta las recomendaciones básicas anteriores, juntos podrán obtener grandes beneficios practicando matronatación.

No hay comentarios

Deja un comentario