¿Cómo Controlar las Cloraminas en Albercas de Interior?

¿Cómo Controlar las Cloraminas en Albercas de Interior?

Si tienes una alberca de interior y te has enfrentado con problemas de irritación en ojos y piel de los usuarios, olor excesivo a cloro en el ambiente y altos consumos de desinfectante; es probable que el agua de tu alberca tenga una concentración elevada de cloraminas. En este caso será necesario corregir el problema de inmediato, continúa leyendo para conocer la solución a las cloraminas en albercas.

Las cloraminas, son también conocidas como Cloro Combinado, se forman cuando el cloro libre reacciona con compuestos generados por los nadadores (por ejemplo sudor y orina). 

Las cloraminas no tienen capacidad de desinfección y reducen la capacidad de desinfección del cloro libre, irritan los ojos, mucosas, piel y en general irritan el sistema respiratorio. En general, las cloraminas son de 60-80 veces menos eficaces para la desinfección, comparado con una molécula de cloro libre. 

De acuerdo con las condiciones del espacio, las cloraminas pueden llegar a desprenderse del agua. Además, también tienen la capacidad de causar corrosión en los metales alrededor de la alberca. 

 

¿Cómo notar las cloraminas en la alberca?

Además de una prueba química, otra forma sencilla de notar las cloraminas es a través del olor. Las cloraminas (o Cloro Combinado) huelen mal. Cuando al entrar a una alberca percibimos un fuerte olor a cloro, lo que sentimos no es el cloro libre disponible, sino las cloraminas. Las logramos percibir debido a que tienen la capacidad de desprenderse del agua. 

¿De qué forma elimino las cloraminas en albercas? 

Aquí tienes diversas opciones para solucionarlo:

Supercloración 

Irónicamente, la forma de eliminar el fuerte olor a cloro (causado por las cloraminas) es agregar más cloro a la alberca. Esta cantidad de cloro debe ser suficiente para poder romper el enlace molecular de las cloraminas. Este proceso de choque (o supercloración) también tiene el beneficio de oxidar todos los demás contaminantes del agua. 

La supercloración es un procedimiento rutinario para controlar el exceso de cloraminas. Sin embargo, si no se realiza de forma correcta puede acarrear aún más problemas. Este procedimiento debe llevarse a cabo sin usuarios dentro de la alberca, proporcionar una buena ventilación para eliminar cloraminas que lleguen a volatilizarse. 

El proceso de supercloración consiste en agregar la cantidad de cloro suficiente para lograr una concentración de Cloro Libre diez veces superior a la concentración de Cloro Combinado. Durante este procedimiento el sistema de recirculación debe encontrarse en funcionamiento, es importante que el agua no pase por el sistema de calentamiento, para evitar corrosión en el intercambiador de calor. 

Productos de choque a base de oxígeno 

Otros productos diseñados para procesos de oxidación son aquellos que contienen grandes cantidades de oxígeno. Los más comunes son el peróxido de hidrógeno y el monopersulfato de potasio. Estos productos tienen la capacidad de reducir la demanda de cloro dentro de la alberca debido a su alta capacidad oxidativa. Se debe tener especial cuidado con la aplicación, pues se pueden tener mediciones de cloro falsas durante unos días después de la aplicación. 

Lámparas UV de presión media 

Los sistemas de UV han demostrado disminuir considerablemente, las concentraciones de cloraminas dentro de las albercas. Por otro lado, también tiene la capacidad de inactivar microorganismos resistentes al cloro (por ejemplo Cryptosporidium parvum y Giardia lamblia). Las lámparas UV no generan un residual en el agua, por lo tanto el uso de cloro continúa siendo necesario.  

Ozono

El ozono también posee una excelente capacidad para eliminar cloraminas y buenas propiedades para la desinfección. Siempre que el ozono se encuentre bien mezclado y disuelto, reacciona rápidamente para destruir cloraminas. 

Dilución con agua nueva

Para disminuir la concentración de cloraminas, sin el uso de productos químicos, puede añadirse “agua nueva” a la alberca. Generalmente, se emplea agua de la red pública, sin embargo, es importante realizar pruebas químicas antes de su uso. Debido a los procesos de desinfección del agua de la red, pueden llegar a contener monocloraminas. 

Ventilación 

Durante los procesos de supercloración, las cloraminas se desprenden del agua en forma de gas  y se volverá a disolver a la alberca a menos que contemos con un buen sistema de ventilación. Este sistema se debe diseñar correctamente para introducir aire fresco, no provocar corrientes de aire y disminuir la húmedad. El uso de cubiertas térmicas en la alberca evita que las cloraminas escapen y se disuelvan. 

Si continuas con problemas de cloraminas en albercas no dudes en comunicarte con nosotros ¡Aquí! Con gusto nuestros especialistas te ayudaran a resolverlo. 

Referencias 

The chemical reactions taking place in your swimming pool. Celia Henry Arnaud. 2016. Chemical & Engineering News. Volume 94, Issue 31. 

Public Swimming Pool and Spa Pool Advisory Document. Health Protection NSW 2013

Controlling chloramines in indoor swimming pools. NSW Government. 

Chloramines & Pool Operation. CDC

 

 

2 Comentarios
  • Argelia Mendoza
    Publicado el 19:57h, 03 julio Responder

    Cada cuando y cuanto algicida se debe de utilizar en una alberca al aire libre

    • Javier Hernández
      Publicado el 11:47h, 18 julio Responder

      Hola, muchas gracias por comunicarte. Las cantidades de alguicidas dependen de la marca del fabricante. En cuanto a la frecuencia, se recomienda aplicarse cada semana o cada quince días. Para más información no dudes en comunicarte con nuestros asesores https://wa.link/bs0rt7

Deja un comentario