¿Cómo eliminar algas de tu alberca?

¿Cómo eliminar algas de tu alberca?

Si recuerdas las clases de biología es posible que recuerdes que las algas son plantas unicelulares (es decir, solo se componen de una célula). Se calcula que existen más de 20 mil tipos diferentes de algas. Sin embargo, las algas en las albercas se reducen a un pequeño número. 

En una alberca o spa es fácil observar las algas, pues se presentan como unas manchas de color verde, café, amarillo, rosa o negro; y generalmente crecen en escalones o esquinas de la piscina. Estas zonas no cuentan con una buena circulación o distribución de químicos. El crecimiento de algas suele ser más común en albercas que se encuentran expuestas a la luz del sol. Porque le brinda alimento a las algas. 

Si observas algas en tu alberca es un signo evidente que algo ha ido mal con el mantenimiento de la misma. Antes de conocer la forma de eliminarlas, es importante conocer los tipos de algas que podemos encontrar en una alberca o spa. 

Son dos los grupos comunes de algas en albercas:

Las que flotan en la superficie del agua (que incluyen algas mostaza y verde). Las algas mostaza tienden a adherirse al piso o paredes de la alberca. Las algas verdes tienden a crecer por toda la alberca y causarán un cambio de color en el agua (los tonos de verde dependerán de la cantidad de algas presentes). 

Las algas negras, comúnmente llamadas así, están formadas por algas azul-verdosas y crecen en zonas localizadas, por ejemplo, en las zonas más profundas, en esquinas, o alrededor de pasamanos. Esto indica una mala circulación del agua o errores en el mantenimiento. 

Estos problemas se pueden prevenir fácilmente al aplicar alguicidas como parte de la rutina de mantenimiento. De esta manera evitaremos gastos adicionales, pues en caso de presencia de algas las dosis de alguicidas deberán ser mayores.

Tratamiento para algas en albercas según su color 

Alga verde

Las algas verdes aparecen cuando los niveles de cloro libre del agua son bajos o cuando la filtración de la alberca no es la adecuada. Las algas verdes hacen que el agua se vuelva turbia, incluso que no sea posible ver el fondo de la alberca. Este tipo de algas pueden crecer muy rápido, incluso en 24 horas las condiciones del agua pueden cambiar bruscamente. En estos casos es necesario cepillar a profundidad paredes y pisos, realizar una supercloración, filtrar constantemente la alberca (realizando retrolavados, de acuerdo con los cambios de presión del filtro). Dependiendo de las condiciones del agua, es posible que se requiera de aplicar floculantes, para sedimentar y aspirar a drenaje. 

Tras el tratamiento, es importante hacer funcionar el sistema de filtración de forma continua para seguir limpiando el agua, además de mantener niveles adecuados de cloro libre y pH (2-4 y 7.4 a 7.6, respectivamente). 

Es importante no confundir la coloración verde por algas por la que se debe a la presencia de metales en el agua de la alberca. Los metales, en especial el cobre, producen una coloración verde claro (verde esmeralda). 

Algas negras o azul-verdosa

Este tipo de algas son comunes en los lagos o estanques, pero también llegan a crecer en albercas con mantenimiento deficiente. Las algas negras son más difíciles de tratar y erradicar de la alberca. A diferencia de las algas verdes que se quedan en las superficies, las algas negras son capaces de penetrar profundamente en superficies como el yeso y cemento. 

Para tratar correctamente este tipo de algas se recomienda lo siguiente: 

  1. Limpieza del filtro, si las algas se encuentran en la alberca es probable que también lo estén dentro del sistema de filtrado. 
  2. Cepille la zona donde se encuentren las algas con un cepillo rígido. Esto permitirá “romper” la capa protectora que forman. 
  3. Con una pastilla de cloro partida, trate de frotar directamente las zonas afectadas. De esta forma, se matarán las “raíces” de las algas y serán más sensibles al tratamiento de supercloración. 
  4. Debido a que las algas negras son más resistentes, es posible que requieran dosis más altas en el proceso de supercloración. En este punto te recomendamos consultarlo con tu distribuidor de confianza. 
  5. Añada alguicida, específico para algas negras. Esto evitará que vuelvan a crecer. 
  6. Filtre el agua por 24 horas para garantizar un buen mezclado de los productos químicos. 
  7. Es importante garantizar el balance químico del agua, de esta forma evitaremos brotes de algas. 

Finalmente, cada vez que aparezcan algas en tu alberca te recomendamos consultarlo con algún especialista profesional. De esta forma, obtendrás la mejor solución posible. 

Referencias 

How do you get rid of pool algae? Swimmingpool.com 

Identifying Pool Algae by Colors and Types and How to Destroy Them por Lisa Hallet Taylor. 

 

No hay comentarios

Deja un comentario