Consejos Para Reducir el Consumo de Agua de La Alberca

grietas de alberca

Consejos Para Reducir el Consumo de Agua de La Alberca

Desafortunadamente, los problemas de escasez del agua son cada vez mayores. Cuidar el agua se convierte en una necesidad en donde todos debemos poner de nuestra parte para ayudar al medio ambiente. El agua de la alberca se convierte en un “producto” caro porque es necesario bombear, tratar, filtrar y calentar a temperaturas de 26 a 30 ºC. Por lo tanto reducir el consumo de agua de la alberca significa minimizar el uso de energía y costos de operación.

En esta ocasión te compartimos algunos consejos para cuidar el agua de la alberca y ayudar al medio ambiente. 

como reducir el consumo de agua de la alberca

¿Cómo puedo reducir el consumo de agua de la alberca?  

Reducir las Fugas

Las fugas son algo común en las albercas. Lo más frecuente son aquellas a través de grietas en los mosaicos o por accesorios hidráulicos en mal estado (válvulas rotas, por ejemplo). Este tipo de fugas pueden generar grandes desperdicios de agua y pasar desapercibidas por mucho tiempo. 

Prueba del Cubo

A veces las fugas se confunden con las pérdidas naturales por evaporación. Para comprobar si la pérdida de agua es por evaporación o fuga será necesario realizar la prueba del cubo.  La prueba consiste en colocar un cubo dentro de la alberca y llenarlo hasta el mismo nivel de agua que la alberca. Al cabo de un día, si el nivel del agua de la alberca es menor al del cubo, probablemente haya una fuga en la estructura o tuberías de la alberca. Para esta prueba es necesario que la alberca no tenga actividades y el sistema de bombeo se encuentre apagado. Para comprobar si el sistema de tuberías es la causa de la fuga, es necesario medir la pérdida de agua con la bomba en funcionamiento (por 24 horas o más) y de nuevo con la bomba apagada. Si se pierde más agua con la bomba en funcionamiento, es probable que la causa de la pérdida de agua se encuentra en las tuberías del sistema. 

Las técnicas más sofisticadas para la detección de fugas consiste en insertar cámaras directamente en las tuberías. De esta forma la cámara nos dará imágenes precisas sobre el problema. 

Instalaciones de bajo consumo de agua 

La mejor forma de evitar consumos elevados de agua y energía dentro de la alberca es realizar instalaciones hidráulicas adecuadas. Es necesario asegurar un flujo constante de agua para evitar gastos adicionales de energía eléctrica y reducir el desperdicio de agua. 

Otras sugerencias son: 

  • Para reducir el desperdicio de agua y energía en las tuberías de agua caliente aísle las tuberías y ubica los equipos de calentamiento cerca del área de regaderas. 
  • Utiliza regaderas de bajo consumo de agua. 
  • En caso que existan muchas salpicaduras de agua, se puede bajar el nivel de agua de la alberca. 
  • Mantener el agua de la alberca y los filtros limpios, para reducir la frecuencia de aspirados y retrolavados. 

Optimiza los ciclos de retrolavado de filtros

El retrolavado de filtros es necesario para la limpieza de la arena, este sistema es el más empleado por su facilidad en los servicios. Sin embargo, es probable que los retrolavados se hagan con demasiada frecuencia. Para evitarlo, es necesario realizar los retrolavados según los cambios en las presiones del sistema de filtrado. 

Para reducir la frecuencia en los retrolavados es necesario realizar limpiezas periódicas a la alberca, a la canasta de los desnatadores y trampas de pelo de motobombas. De esta forma evitaremos una saturación del sistema de filtrado. 

Minimiza la evaporación: utiliza cubierta térmica

La temperatura de las albercas dependerá de la actividad y de la edad de los usuarios. Los hombres y los jóvenes necesitan menos calor por ejemplo. 

Una alberca es una zona donde constantemente existe una pérdida y ganancia de calor. La evaporación es la causante de hasta el 70% de pérdidas de energía (tanto en albercas de interior como de exterior). Además de la temperatura la alberca también pierde agua y químicos. La evaporación aumenta debido a: 

  • Temperaturas elevadas del agua. 
  • Alta temperatura del aire
  • Alta velocidad del viento
  • Húmedad relativa baja

Para minimizar la evaporación te recomendamos el uso de cubiertas térmicas. Una cubierta térmica bien ajustada funciona como una capa impermeable, prácticamente elimina la evaporación y reduce las pérdidas de calor de la alberca. Las cubiertas térmicas se fabrican de materiales especiales como polietileno, polipropileno o vinilo. Pueden ser transparentes u opacas. La opción más preferida son las cubiertas de burbuja. 

Las cubiertas para alberca pueden ser automáticas, semi-automáticas y manuales. Utilizar una cubierta térmica para tu alberca tiene las siguientes ventajas: 

  • Reducir hasta el 95% la pérdida de agua por evaporación, esto significa un ahorro de agua por reposición del 30-40%. 
  • Reducirá el consumo de energía entre 50 y 70%.
  • Reduce el consumo de productos químicos, hasta en un 60%. 
  • En las albercas de exterior, reduce los tiempos de limpieza al mantener los residuos fuera de la alberca.  

Finalmente

  • Toma en cuenta estos consejos y ayuda a la preservación del agua. 
  • El agua para uso recreativo (como albercas, jacuzzis, etc) es un recurso valioso que debe utilizarse de forma responsable. 
  • Tenemos la obligación de emplear tecnologías y prácticas que favorezcan el cuidado del agua y su uso sustentable. 

 

Referencias

Mohan Seneviratne, Chapter 12 – Swimming Pools, Editor(s): Mohan Seneviratne, A Practical Approach to Water Conservation for Commercial and Industrial Facilities, Elsevier, 2006, Pages 291-299,

 

No hay comentarios

Deja un comentario