Plan de Emergencia para Derrames con Hipoclorito de Sodio

derrames con hipoclorito de sodio

Plan de Emergencia para Derrames con Hipoclorito de Sodio

El hipoclorito de sodio es uno de los desinfectantes más empleado para el tratamiento de  albercas. Para evitar riesgos a la salud es importante contar con un plan de emergencia contra derrames. A continuación te dejamos algunas recomendaciones para atender un derrame por hipoclorito de sodio. 

Recuerda 

La prevención es la primera línea de defensa contra los derrames y las fugas. Todos los tanques de almacenamiento deben estar instalados en una barrera de contención sellada y de tamaño adecuado. Es importante que las instalaciones cuenten con un procedimiento escrito (que incluya un plan de acción de emergencia) para todas las entregas de suministros. El personal debe estar informado sobre los procedimientos para ejecutarlos correctamente. 

derrames por hipoclorito de sodio

En cualquier emergencia es necesaria una reacción rápida pero tranquila. Hay que proteger al personal y al público. Sólo el personal que conozca el producto y haya sido formado para manejar los derrames debe estar en la zona. Se debe usar el equipo de protección adecuado cuando se trate de un derrame de hipoclorito de sodio.

Cualquiera que sea la causa, el enfoque de cualquier derrame es;

  • seguir el plan de acción de emergencias
  • proteger al público
  • proteger al personal
  • contener el derrame
  • detener la fuga
  • limpiar el derrame
  • proteger el medio ambiente.

¿Qué hacer ante derrames grandes de hipoclorito de sodio?

Si el derrame es superior a 45 litros (10 galones), evacuar inmediatamente la zona; eliminar las fuentes de ignición y tratar de proporcionar la máxima ventilación de la zona. 

Si el riesgo para las personas o el medio ambiente es considerable, llamar a los servicios de emergencia. Sólo se debe permitir la presencia en la zona de personal con protección respiratoria y ocular/de la piel. El derrame se debe absorber con arena seca, tierra u otro material inerte. No utilizar adsorbentes combustibles como el serrín.

A continuación, recoja el material absorbido en contenedores, sellados de forma segura y entregarlos para su eliminación de acuerdo con la normativa local. Los contenedores con el material absorbido deben estar debidamente etiquetados con el contenido correcto y el símbolo de peligro.

Lavar bien el lugar del derrame con agua y detergente; tener en cuenta la posibilidad de que las superficies se podrían estar resbaladizas. 

Continuar ventilando el lugar del derrame.

Pequeños derrames

Si el derrame es inferior a 45 litros, puede diluirse con grandes cantidades de agua y, a continuación, si la normativa local lo permite, se debe desaguar con abundante cantidad de agua. En caso contrario, absorber y eliminar como se ha indicado anteriormente.

Referencias

Dealing with sodium hypochlorite spillage. Abril 2011. Technical Note 5. Pool Water Treatment Advisory Group.

 

No hay comentarios

Deja un comentario