¿Cómo Mantengo Mi Piscina Libre De Microorganismos?

¿Cómo Mantengo Mi Piscina Libre De Microorganismos?

En entradas anteriores ofrecimos algunas recomendaciones con rutinas y entrenamientos que puedes realizar en la piscina de tu casa para sobrellevar esta contingencia sanitaria de mejor manera. Ahora hablaremos, sobre la importancia de mantener una buena calidad del agua y así disfrutar de una piscina libre de microorganismos (como virus).

Está claro que la química del agua de una piscina no se puede aprender en unas cuantas líneas. Esta será la primera de una serie de entradas que te brindarán información valiosa para cuidar tu alberca.

Al final de esta publicación encontrarás la normatividad vigente aplicable para nuestro país, “Requisitos sanitarios y calidad del agua que deben cumplir las albercas NOM-245-SSA1-2010”*.

Importancia del cloro y pH para mantener la piscina libre de microorganismos 

Los primeros dos factores que vamos a considerar sobre el tratamiento químico del agua son:

  • Nivel de desinfectante
  • pH

Cuando hablamos del nivel de desinfectante nos referimos a la proporción de cloro o bromo contenida en el agua. El desinfectante realizará la función de inactivar virus y combatir aquellos patógenos que pueden provocar problemas a la salud.

Hoy en día, el cloro sigue siendo el más utilizado para tratamiento de aguas recreativas por su alto potencial de desinfección y la capacidad de oxidación que ofrece. La oferta de productos clorados es muy amplia y dedicaremos tiempo a explicarlos  para ayudarte a decidir la mejor opción de acuerdo a las condiciones particulares de tu alberca.

El Bromo como desinfectante para piscinas 

El bromo también es un poderoso desinfectante y cada vez se utiliza más para el tratamiento de agua de piscinas en México y a nivel mundial. Tendremos una entrada dedicada al bromo próximamente.

Por otra parte, ¿sabías que el pH puede ser el mejor aliado o el peor enemigo del desinfectante?

Si el pH del agua se encuentra fuera de balance provocará que el desinfectante se consuma muy rápido y tengas que aplicar más producto para compensarlo. O podría afectar la capacidad del cloro activo para eliminar microorganismos.

En comparación, si el pH se encuentra en el rango ideal para tratamiento de piscinas, ayudará al desinfectante a realizar su labor de manera más eficiente y sin consumirse en exceso. Es por esto que tiene gran importancia medirlo todos los días. Lo ideal es mantener el pH entre 7.2 y 7.6

Para medir el nivel de desinfectante y pH existen varios métodos, el más utilizado en piscinas residenciales es el analizador colorimétrico que en tres sencillos pasos te ofrece un resultado fácil de interpretar. 1) Tomar una muestra de agua. 2) Aplicar un reactivo en dicha muestra y 3) Comparar la tonalidad de la muestra con una escala de colores predeterminados.

Ya que estamos seguros de haber verificado los parámetros antes mencionados, es momento de disfrutar de un fresco chapuzón en tu alberca. Ahora estarás seguro que tu piscina esta libre de microorganismos.

Recuerda, a pesar de que veamos el agua clara y cristalina, pueden existir microorganismos que debemos eliminarse a través del tratamiento químico.

Si necesitas más información no dudes en contactarnos, solucionaremos todas tus dudas para utilizar los químicos de la piscina correctamente.

*Fuente: NOM 245-SSA1-2010 Requisitos sanitarios y calidad del agua que deben cumplir las piscinas.

No hay comentarios

Deja un comentario