Recubrimiento para Albercas

Recubrimiento para Albercas

Una alberca es un aspecto importante del hogar, por lo tanto es necesario tomarse el tiempo para realizar una selección adecuada de los materiales que la conforman. Uno de los elementos que más realza el diseño es el recubrimiento para albercas.

En el momento de la elección se deben considerar, aparte de la belleza del material, algunos aspectos como: 

  • Material reflectante; es decir que sea capaz de reflejar gran parte del calor. 
  • Antideslizante
  • Materiales resistentes: a productos químicos empleados en el mantenimiento de la alberca, principalmente. 
  • Materiales no rugosos y sin baches. 

Tipos de Recubrimientos para Albercas

Cuando nos aseguremos que el material cumpla estas características esenciales, lo siguiente será elegir el diseño, algunos de los materiales más empleados son: 

Concreto cepillado

Este tipo de diseño es quizá el más empleado debido a su facilidad de instalación. Simplemente consiste en un firme hecho con cemento y un acabado realizado con cepillo (para lograr una superficie antideslizante). 

Aplicaciones de grava en concreto cepillado

Si lo que desea es darle una textura y vista diferente esta opción es común. Se trata de la aplicación de grava a la mezcla de concreto, los cuales estarán dispersos en la superficie. La variedad de tamaños de grava es grande, sin embargo, los tamaños más comunes van de ⅛” a ⅜”. 

Cemento estampado

Este tipo de recubrimiento se trata de cemento que posteriormente se estampa con un patrón (hecho a medida). Eso hace que se pueda asemejar a cualquier piedra, baldosa e incluso a la madera. Este tipo de recubrimiento no solamente se aplica en pasillos de alberca también puede aplicarse en suelos interiores, terrazas, etc.   

Adoquín travertino 

Este tipo de material es muy resistente al calor y fresco al tacto. Debido a su naturaleza porosa permite que el agua se filtre hacia el subsuelo y no genera encharcamientos. 

Baldosas

Este tipo de materiales son elegantes y resistentes a la intemperie. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de colores, texturas y formas. 

Mantenimiento del recubrimiento para albercas

Cuando se tiene una alberca, no basta con mantener los niveles de químicos adecuados. La limpieza de las zonas circundantes es igual de importante, de lo contrario esto puede representar un punto de arrastre de contaminantes al agua.

El mantenimiento de los recubrimientos de pasillos de alberca es bastante sencillo. Se recomienda que se haga mediante una lavadora a presión. Para esto, es necesario retirar todos los objetos de la zona. En caso de ser necesario puede utilizar jabón para el tallado de algunas zonas. Sin embargo, es importante asegurarse que el jabón no escurra a la alberca. De lo contrario podría traer problemas con la química y calidad del agua.   

Como puedes ver, ya sea que vas a construir la alberca o has decidido darle una nueva vista mediante el cambio del recubrimiento de pasillos, es importante tomar en cuenta varios puntos. De esta manera seleccionaras aquel que mejor se adapte a las condiciones del sitio. Si aún tienes dudas con gusto nuestros especialistas podrán ayudarte. ¡Aquí!

No hay comentarios

Deja un comentario