Cómo tratar el agua turbia o lechosa de tu Jacuzzi

Agua turbia, lechosa o espumosa

Cómo tratar el agua turbia o lechosa de tu Jacuzzi

¡Cuidado con el  agua turbia, lechosa o espumosa de tu Jacuzzi! ya que puede ser dañino para tu salud. En esta nota hablaremos sobre algunos métodos que necesitas conocer para que el agua se encuentre en óptimas condiciones y tu jacuzzi vuelva a brillar.

Agua turbia, lechosa o espumosa en tu Jacuzzi

El agua turbia o espumosa puede ser indicador de que existen pequeñas partículas flotando que no pudieron ser atrapadas por el sistema de filtración. Si esto te pasa a menudo puede atribuirse a una de las siguientes razones:

  • Niveles químicos del agua desequilibrados (cloro, PH, alcalinidad)
  • Uso inadecuado o deficiente de los productos químicos.
  • Sólidos suspendidos insolubles.
  • Presencia de algas.
  • Desechos orgánicos.
  • Una mala filtración o problema con los medios filtrantes. 
  • Exceso de bañistas o uso constante, sin un balance químico adecuado.

Cómo recuperar el agua brillante en tu Jacuzzi

Lo primero que debes realizar es un mantenimiento preventivo de los sistemas de filtración, para ello es importante lavar a presión el cartucho y utilizar productos que ayuden a desincrustar la suciedad acumulada para que así recupere su eficiencia de filtración.

Verifica el balance de agua (Cloro y pH), y corrige si es necesario. Asegúrate de que el nivel de Cloro sea preciso, ni demasiado alto ni demasiado bajo. Ten en cuenta que los altos niveles de desinfectante pueden causar problemas con la claridad del agua.

Intenta usar un agente clarificante. Existen productos similares a un floculante en el sentido de que agrupa todas las partículas pequeñas para filtrarlas de manera eficiente.

También puedes vaciar el jacuzzi, aunque lo recomendamos como último recurso si nada de lo anterior funciona. Drena y enjuaga el sistema, vuelve a llenar con agua  de suministro y realiza el balance químico. Ocasionalmente, esta es la mejor solución, especialmente después de un uso intensivo como después de una fiesta o un exceso de bañistas

No lo olvides…

El periodo de filtración adecuado (4 a 6 horas)  es de suma importancia para prolongar la claridad del agua, además te recomendamos cubrir el jacuzzi en los momentos en los que no lo estés usando. Esto evita la entrada de suciedad, permite aislar y proteger el agua de agentes medioambientales. Igualmente recuerda que debes evitar comer dentro del spa y sugerimos a los usuarios se den una ducha antes de entrar al jacuzzi.

Recuerda que si necesitas ayuda de un profesional puedes contactarnos. ¡Te brindamos asesoría gratuita! 

Referencias:

How to Keep Your Spa Clean

 

No hay comentarios

Deja un comentario