Mantenimiento básico para tu alberca, ¡lo que necesitas saber!

Cepillado de paredes

Mantenimiento básico para tu alberca, ¡lo que necesitas saber!

Tu alberca puede ser una actividad de recreación y diversión familiar. Desafortunadamente, sin el mantenimiento básico adecuado, la diversión puede terminar cuando se torna en un inconveniente para la salud de los usuarios. El mantenimiento de la alberca puede no ser una actividad muy divertida, sin embargo es necesario para seguir disfrutando de tu alberca. 

En este artículo encontrarás detalles sobre el mantenimiento básico de la alberca que te ayudarán no sólo a disfrutar más de tu alberca, sino a mantener el agua en óptimas condiciones y así alargar la vida de tus equipos.

1. Limpiar el espejo de agua.

Los residuos ambientales como hojas y polvo se acumulan en la superficie de tu alberca cada día por lo que es importante pasar la red por la superficie y así se eliminará la suciedad acumulada y hará más fácil el resto del mantenimiento. Cuando la red se ensucie, sacuda los residuos en el suelo antes de volver a introducirla en el agua. El barrido diario del agua evitará que los residuos se hundan en el fondo de la alberca.

2. Cepillado de paredes

Cepillar las paredes de la alberca de manera regular también nos ayuda a eliminar la suciedad, residuos químicos y previene el crecimiento de algas. Este cepillado también incluye escaleras y esquinas. Tómate el tiempo necesario para asegurarte de que no falta ningún espacio estrecho que pueda permitir el crecimiento de algas. El cepillado nos ayuda a despegar la suciedad, grasa corporal entre otros residuos; así como las algas adheridas a las paredes de tu alberca, facilitando su eliminación con productos químicos.

3. Aspirado

Este paso se realiza una vez que la suciedad es tal que no puede ser eliminada mediante el sistema de filtrado,  para realizarlo de manera correcta conecta la manguera al cabezal de succión de tu alberca. Para eliminar el aire del sistema, baja el aspirador al fondo de la alberca empujando hasta el otro extremo de la manguera para eliminar el aire que quede almacenado dentro de la manguera (si no purga el aire de la manguera, puede que no aspire de manera adecuada). Cuando dejen de formarse burbujas, el aire se habrá purgado del aspirador y estará listo para empezar a trabajar.

En caso de no tener boquilla barredora retira la tapa del desnatador y para así conectar la manguera de aspirado en el puerto de succión de la parte inferior. 

Mueve lentamente el cabezal de la aspiradora por todo el suelo de la alberca para eliminar la suciedad y los residuos depositados. Ten en cuenta que es un trabajo de paciencia ya que debemos aspirar todo el fondo así como las esquinas para no dejar ningún residuo en la profundidad. Una vez terminada la limpieza, vuelve a encender el sistema de filtración para eliminar aquellas partículas de suciedad que no pudieron ser aspiradas.

Nota: También existen limpiafondos automáticos. Aunque  el precio es más elevado en comparación con la aspiración manual, facilitan considerablemente el trabajo. Lea más sobre las ventajas del Robot para Albercas

 

4. Limpieza del filtro

La limpieza de tu alberca será inútil si descuidas el mantenimiento del filtro. De hecho, tendrás que limpiar mucho más a menudo si el filtro 

de tu alberca no está lo suficientemente limpio como para hacer circular el agua con eficacia. Ya que es probable que tu alberca tenga uno de los tres tipos de filtros que hemos mencionado anteriormente, te invitamos a leer estas notas y así conocer bien cómo hacer la limpieza de tu filtro. Cómo Limpiar un Filtro de Arena o Pros y Contras de los Filtros de Arena, Diatomeas y de Cartucho. 

Últimos pasos

No olvides limpiar la zona que rodea la alberca para eliminar  hojas, y otros residuos que podrían acabar dentro del agua. Te recomendamos que la limpieza perimetral se realice con una manguera de alta presión o un limpiador a presión para así poder eliminar el crecimiento de algas y los residuos químicos. 

Y por último no olvides que el análisis del agua de la alberca es esencial. Sin él, no hay forma de saber la química de tu alberca. Aunque los contaminantes pueden no parecer un gran problema al principio, con el tiempo pueden dañar la instalación e inclusive los equipos. Para 

evitar posibles problemas, es importante analizar el agua con regularidad y mantener la química del agua en óptimas condiciones.

Referencias:

Guía para el Mantenimiento Básico de su Alberca

Cómo cuidar su piscina

 

No hay comentarios

Deja un comentario